Estudiar

Si constantemente sufres porque no te va muy bien en un examen, no te preocupes, nosotros te damos la siguientes recomendaciones para que los tomes en cuenta y comiences a sacar puras buenas calificaciones. ¡Comencemos!

Organízate

¿Tienes la sensación de que hasta ahora cada vez que has estudiado olvidas todo a la hora de la verdad? Es algo muy común cuando estudias apenas unos días antes del examen. Si realmente quieres que los conocimientos queden fijados en tu memoria deberás empezar mucho antes.

Enfócate

Te aseguramos que todo lo que vayas a estudiar lo tiene. Claro que no lo encontrarás si estudias solo justo antes del examen. Tomate tu tiempo para leer a conciencia y podrás darte cuenta de cómo cada tema se relaciona con el anterior y el posterior. Esto hará que proceses mejor la información y puedas razonarla. De esta manera podrás comprender mucho mejor la materia y no tendrás por qué aprenderla de memoria sin encontrarle sentido alguno.

Crea combinaciones

Si tienes muchos temas que estudiar puedes dividir tus jornadas de estudio en diversos momentos que te permitan ir estudiándolos de forma simultánea. Un espacio de tiempo para un tema, otro para otro y así hasta completar la sesión de estudio. De esta manera evitarás olvidar las cosas que estudiaste al principio. Refuerza esta técnica escribiendo a mano las ideas más importantes.

Recuerda tu voz

Apréndete los temas de la misma manera en que te aprendes una canción. ¿No lo escuchas una y otra vez fijándote en cómo lo dice el cantante? Haz lo mismo con tus temas, puedes incluso grabarte diciendo el tema completo para después escucharte. De esta manera podrás relacionar más rápido las preguntas con esos temas que tanto tiempo has estado escuchando. Ya sabemos que no a todos nos gusta nuestra voz grabada pero deberías intentar esta técnica.